El método Crístal Esmeralda facilita desde el lenguaje artístico la alineación de los diferentes cuerpos multidimensionales

 

El apoyo del canal de conexión con el Ser, la limpieza áurica o de memorias de linaje materno o paterno son algunas de sus aplicaciones

En este salto frecuencial de apertura de conciencia que vivimos actualmente la creatividad y la imagen en acción (imaginación) se convierten en herramientas de Sanación imprescindibles para aplicar la capacidad cocreativa de nuestra realidad. El Arte con conciencia, impulsa la capacidad de Sanación del Arte, y recupera por fin el profundo espíritu del mismo relanzándolo a su verdadera dimensión. La educación del Sistema separó los conocimientos de la creatividad,  ahora volvemos a incorporar al ingenio en nosotros aunando, por ejemplo, poesía, física, danza, escultura, o matemáticas. Si bien es conocida la capacidad del arte como terapia si además lo aplicamos desde el campo bioenergéticos, con conciencia ,permite trabajar en cada cuerpo multidimensional para resetear nuestras memorias, alinear linajes ancestrales o borrar muletas que los tienen desconectados.És un canal maravilloso para conectar con nuestro SER.

La Arteterapia es una técnica de desarrollo personal y de autoconocimiento que permite expresar emocionalmente a través del arte (plástico, música, dramático, canto, danza, etc). El arte engloba todas las creaciones realizadas por el ser humano para expresar una visión sensible acerca del mundo, ya sea real o imaginario.La historia indica  que, con la aparición del Homo Sapiens, el arte tuvo una función ritual y mágico-religiosa, y que fue cambiando con el correr del tiempo. De hecho la denominación de la palabra artesanía vincula el papel del arte con la sanación, pero con el  desarrollo racionalista en la evolución humana fue perdiendo esta función para acoger el contenido creativo y de la belleza.

La arte terapia nace también con la idea de vincular de nuevo ese origen sanador en la creación. El método Corazón Cristal Esmeralda utiliza esta técnica como una forma de alinear también el Ser y los cuerpos energéticos. Si bien  los trastornos psicológicos, miedos, traumas o bloqueos personales tienen en el arte la posibilidad de sanarse, no es necesario poseer ningún problema psicológico para experimentar la Arteterapia, sino simplemente sentir la necesidad de explorarnos.

Por ejemplo después de haber abierto los archivos akáshicos, realizado un viaje chamánico o haber constelado, por ejemplo linajes ancestrales, el expresar la energía que se ha movilizado de forma plástica, a través de un escrito, un canto, arte dramático o una danza permite asentar, poner de manifiesto, materializar la sanación. El cuerpo puede expresar lo que se ha movido en el inconsciente y en el campo energético etérico. De forma que se hace consciente y permite alinear nuevas raíces, direcciones, estructuras y por tanto cocreaciones de vida.

El origen Mágico-espiritual de la Arteterapia 

Si bien inicialmente comenzó a usarse la Arteterapia con fines meramente terapéuticos, actualmente ha ampliado su ámbito de actuación, sirviendo igualmente para procesos de cambio, como vía de autoconocimiento y para desarrollar ciertas habilidades como la creatividad, percepción, intuición, etc.

Muchos terapeutas utilizan la terapia artística para abarcar áreas en las que una terapia verbal no alcanza. Cada vez se emplea más en residencias de ancianos, colectivos con problemas de integración, con deficiencias psíquicas, o con enfermos psiquiátricos, etc. También en el tratamiento de enfermedades como el estrés, la ansiedad, la fibromialgia o los trastornos alimenticios.

Además, no se requiere de unas brillantes dotes artísticas, ni que el resultado de la obra tenga un gran valor artístico. No es necesario tener grandes habilidades ni conocimientos plásticos, lo importante es la autenticidad del creador, por eso es muy importante el trabajo espontáneo y de conciencia.

Aplicación con los niños

La Arteterapia es fantástica para el trabajo con los jóvenes y niños. Ideal para paliar el fracaso escolar, trastornos de atención u otra serie de dificultades que muchos niños tienen en la actualidad. Además gran parte de la pedagogía Waldorf, está basada en fundamentos similares en los que el arte como método pedagógico ha aportado interesantes resultados.

El arte facilita lo que guardamos en nuestro interior. Nuestros conflictos, miedos, angustias, necesidades, frustraciones, anhelos, sueños… afloran cuando nos dejamos llevar por la obra que estemos representando.